Beneficios de la dieta alcalina
¿Qué hay que hacer para lograrlo?… la clave está en tomar alimentos alcalinos.
Si alcanzamos el equilibrio, aportaremos a la sangre los nutrientes que necesita

Beneficios de la dieta alcalina: La dieta alcalina es el nombre con el que se conoce comúnmente la alimentación que vela por el equilibrio del pH del organismo. Pero más allá de la dieta, este delicado equilibrio no sólo depende de una determinada manera de comer, sino también del aire que respiramos, del entorno que nos rodea, de la forma en que vivimos, pensamos y sentimos.

La alcalinidad es todo un lifestyle que no se limita a llevar a cabo un régimen por un período de tiempo determinado, sino que conlleva toda una serie de pautas y buenas prácticas de salud. Y cuando se llevan a cabo, obtenemos numerosos beneficios para nuestra salud.

Aunque desde un punto de vista médico no podemos afirmar que este estilo de vida sea una mágica solución a todos los problemas de salud a los que alguien se pueda enfrentar, lo que sí es cierto es que el organismo posee efectivos mecanismos de regeneración y reparación interna que podemos apoyar y potenciar a través de una dieta saludable.

Y cuando el cuerpo posee los recursos necesarios, está limpio, libre de toxinas, bien hidratado y emocionalmente equilibrado, experimentamos una notable mejora en la salud, energía, buen humor y vitalidad.

¿Qué recursos aportar al organismo para favorecer su buen funcionamiento?

 Sabiendo que el cuerpo es capaz de regenerarse por sí mismo, sólo nos falta saber, qué debemos hacer para favorecer su buen funcionamiento.

Centrándonos en los beneficios de la dieta alcalina, debemos aplicar los 4 pilares de la alcalinidad, es decir HIDRATACIÓN, NUTRICIÓN, REMINERALIZACIÓN y DESINTOXICACIÓN:

hidratación

AGUA DE CALIDAD: Somos agua en un 70%!!! Es un porcentaje realmente elevado y por tanto es lógico que la calidad del agua que bebamos influya en nuestro bienestar.

Así pues, es recomendable consumir un agua filtrada o embotellada y con un pH de al menos 8,5.

A penas existen marcas de agua en el mercado que alcancen los niveles de pH que recomendamos, por lo que, os animamos a explorar opciones para alcalinizar el agua, utilizando una jarra filtradora o mediante equipos más sofisticados que purifican y alcalinizan el agua del grifo.

nutrición

EQUILIBRIO 80/20: Debemos ajustar la dieta para que la mayoría (el 80%) de los alimentos que consumimos sean alcalinizantes y el 20% restante sean acidificantes pero con otros beneficios para la salud.

A modo de resumen, los alimentos alcalinizantes son las verduras, en especial las de hoja verde; las frutas de bajo índice glucémico, como el limón o el pomelo; las semillas y frutos secos, y algunos cereales -como el trigo sarraceno o la quinoa- y la mayoría de legumbres.

depurar

DEPURAR EL ORGANISMO DEL EXCESO DE ÁCIDOS: El organismo posee la capacidad de depurarse por sí mismo en condiciones ideales, pero la vida moderna nos ha llevado a una situación que dista mucho de lo que podría considerarse como tal: vivir en ciudades, respirar aire con bajos niveles de oxígenos y una elevada carga de C02, pasar la mayor parte del tiempo a caballo entre el ordenador y el móvil bajo un nivel de estrés estratosférico, y optar por comida rápida de baja calidad por la falta de tiempo personal y un exceso de obligaciones diarias.

El cuerpo no puede depurarlas al ritmo necesario para estar equilibrado, por ello, además de alimentarnos de la manera más limpia y saludable que nos sea posible, es importante limpiar y desintoxicar los órganos emuntorios con cierta frecuencia (órganos que se encargan de los procesos de depuración), especialmente el colon.

remineralización

REPONER LOS MINERALES ESENCIALES PARA EL ORGANISMO: Aunque a priori no solamos reparar en la importancia de los minerales, éstos son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo. El cuerpo humano es electromagnético, necesita electrolitos (sodio, potasio, calcio, magnesio…) para las funciones del sistema nervioso y muscular, para el mantenimiento del equilibrio osmótico e imprescindibles para llevar a cabo la respiración.

A menudo tenemos una relevante carencia mineral, en parte por la sobreexplotación de los suelos y, en parte porque cocinamos la mayor parte de lo que comemos. Así pues, es importante reponer nuestras reservas de minerales mediante el aumento de la ingesta de verduras, algas, brotes, semillas y frutos secos (crudos) y/o complementando nuestra dieta con complementos alimenticios remineralizantes como Juice Plus Premium.